17 de junio. Mi Banda Sonora.

Sí, he tenido un poco abandonado el blog estos días. Cierta intensidad en el curro, actividades paralelas varias, compromisos personales, ocio, familia, etcétera. Diversas ideas apuntadas en la libreta sobre las que escribir pero sin tiempo para sentarme a ello.

Para escuchar música sí he tenido tiempo, claro. Dado que son varios los días que habría que reflejar en Mi Banda Sonora y dado que mi memoria no me permite recordar con detalle todo lo que he escuchado, no me extenderé en demasía.

Ha habido soul. Me he puesto en casa dos recopilatorios del género que adoro: el “Shoes” y el “Club Soul”, ambos del sello Kent. Esta elección no sé si ha venido motivada por la inauguración del Hot Buttered Soul Club del que ya os hablé y al que, sin embargo, no asistí.

Sí tuve la suerte de asistir el sábado por la mañana a La Casa de Atrás y poder adquirir un ejemplar firmado de “Chap Chap”, nuevo libro de Kiko Amat que nos dedicó a Nicolás y a mí. El autor catalán presentaba esta obra en nuestra tienda favorita y, aunque no nos pudimos quedar al acto en sí, estuvimos un rato allá, con Carlos poniendo unas canciones guapas que motivaron que, por ejemplo, al llegar a casa me pusiera el disco “The Acid House Album” de Biff Bang Pow.

El domingo pillé dos singles en la Plaza Nueva de Bilbao (en la foto). Uno de Les Surfs y otro de Víctor Manuel. Sí, de Víctor Manuel. Hacía siglos que no acudía a este espacio una matinal dominical y, por ende, a los numerosos puestos dedicados al intercambio coleccionista. Me acuerdo que de chaval iba a pillar pins de fútbol. Sí, me dio por ahí. Igual algún día lo cuento detalladamente.

¿Y qué más? No sé… Pasemos directamente a hoy y diremos que he escuchado en Spotify un disco realizado, editado e interpretado en España pero que bien podría haber nacido en cualquier factoría soul yankee. Son The Silverbacks con un tal David Hooper. Me ha parecido una auténtica maravilla dentro del género. Decir que lo he descubierto a través de la revista Enlace Funk, publicación que he comprado por primera vez, atraído por el hecho de que publicaban 50 discos de música negra imprescindibles. Y como a mí me gustan ese tipo de chorradas, pues eso. De esa lista, precisamente, luego me he puesto el disco en directo de Sam Cooke, “Live at the Harlem Square Club” y luego ya, ante tanta sobredosis negroide, pues un poco de ese pop guarrete que hacen Terrier y un poco del britpop vía Superfood.

Y ale, ya… A ver si me siento en breve a comentar, qué sé yo, la polémica sobre lo del tipo de los tuits que ha dimitido en Madrid o paso a compartir mi fiebre guerracivilista o a hablar del Baraka o de nada, mejor nada, mejor sigo aletargado y os dejo tranquilas y tranquilos y yo también me quedo así… O no… O… Arf, arf, arf…

Y así, amigas y amigos, os he venido a relatar lo que ha sido mi banda sonora de hoy, miércoles, 17 de junio de 2015, además de algunos trazos de días anteriores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s