#LISTASTONTAS

[PUEDES LEER TODAS LAS LISTAS TONTAS AQUÍ]

Voy a volver a caer. Lo sé. Mañana compraré El País por el Babelia por el mero hecho de que, en un correo recibido hoy en el que se me informaba de los contenidos que aparecerán en el mencionado suplemento cultural, se va a publicar una lista con los mejores comics publicados en lo que llevamos de siglo. Una lista me va a llevar a comprar dicho diario.

Otra. Que me dijeron que en la versión televisada de El Comidista, estrenada esta misma semana en La Sexta, presentaron un ránking con las mejores tortillas de patata de España. Pues nada, una lista (bueno, vale, entre otras cosas) me empuja a ver El Comidista.

¿Más? Claro. ¿Cuántas veces hemos dicho ya que lo de las listas de discos, películas, libros, canciones, etc, etc… de finales de año se ha convertido ya en una tradición tan arraigada como el árbol de navidad, el turrón o la resaca de año nuevo?, ¿eh?

En definitiva, ¿qué trato de decir? Evidente: que nos molan las listas. Al menos a mí. Listas tontas que siempre me pican a pinchar en un link o a comprar una revista, qué sé yo. Y si he empleado esta primera persona del plural es porque, sinceramente, creo que esta filia por las clasificaciones, por los tops, gusta en general si no, no se harían, ¿no?

La cosa, por tanto, sería, ¿por qué nos gustan? Si pienso en mi caso, entiendo que las listas de equis me sirven para descubrir nuevas referencias de una determinada temática; me sirven para reafirmarme en mi elección previa o me sirven para despotricar contra el perpetrador de dicho listado; sirven como guía rápida y facilona (muy propia de los tiempos actuales) con la que situar un elemento en cuestión comparándolo con otros análogos. Y, supongo, que habrá un importante etcétera que pueda seguir explicando este fenómeno.

Fenómeno que, por otra parte y como decía antes, parece coetáneo a los tiempos digitales o, al menos, con Internet parece que se ha multiplicado hasta el infinito. Pero existían antes de la Red. Del 40 al 1, el Top of the Pops, los 10 mejores goles de México 86, las listas de Rob Fleming, etcétera.

En fin, las listas. Listas tontas. Pero divertidas. Atrayentes. Voy a practicarlas más en Cienfiebres. Ya lo hago de vez en cuando (busquen en la nube de tags lo de las cosechas de cada año o acudan al menú superior y vean las últimas entradas en ‘Mi Banda Sonora’) pero ahora les voy a dar más vigencia o protagonismo (hasta que me baje la fiebre, no se apuren) con otra página (ésta) en el Menú Superior y una actualización con listados de diferentes temáticas cienfebristas.

¿Por qué este nuevo suplicio, lucce? Pues ya os he dicho, queridos: es fácil de ver, es fácil de leer, es fácil de visitar, me divierte y, a lo mejor, os acerca más a este pequeño rincón. Quién sabe, igual hasta debatimos y todo.

En fin, que ya acabo… pero no os vayáis todavía. Yo, ahora, voy a dejar este post ahí arriba a modo de explicación del porqué ese nuevo menú que llevará por título Listas Tontas, ¿vale? Pero, una vez terminada esta labor me pongo con la primera.

Ale, ya.

*Imagen vía: Paredes que Hablan