Imago

Imago es un término que procede de la psicología analítica. Nos lo descubrió David, un fotógrafo, a los de EducaBlog, cuatro educadores sociales. David se apropia del proyecto. Perfecto. En cierta forma eso es lo que queríamos.

Imago es un término que procede de la psicología, decía, que viene a significar algo así como la identificación que hace el niño de sí mismo a una determinada edad. La adquisición de la consciencia propia, la realización de la autoimagen. Por ahí van los tiros, creo. Si no les queda claro, tiren de wikipedia, qué sé yo.

Imago es un término que procede del psicoanálisis y que se apropia David de Haro, con el beneplácito de los que hacemos EducaBlog, para titular un proyecto fotográfico que pretende seguir explicando de qué va la profesión de Educador Social a través de las imágenes. De las imágenes de los propios profesionales, sí, pero también o, mejor dicho, sobre todo, de las personas con las que trabajamos; de sus lugares, sus objetos, sus momentos, sus caras, sus cuerpos… Todo desde un punto de vista sugerente, que invita a la interpretación (retratos en los que el espectador se cuestiona: ¿educador o educando?), artístico, estético, etc.

Imago es un proyecto documental que presentamos el viernes pasado en Sevilla, en el marco del VII Congreso de Educación Social, mediante el maravilloso vídeo que encabeza este artículo, realizado por nuestros amigos Twobaskos, vídeo que se hizo público y se empezó a difundir el lunes a través de la red. Un proyecto documental que pretende explicar una profesión y contar historias a través de la imagen, fotografías que formarán parte de una exposición itinerante que, esperemos, recorra toda España. Y fotografías que, también espero, acaben componiendo un fotolibro.

No me explayo más. Imago ha sido y es, además de todo lo contado, una fiebre que me ha ocupado mucho tiempo durante los últimos meses, una fiebre que sigue subiendo a cada día que pasa y que espero que se mantenga mucho tiempo. Espero contagiaros.

Mi Educando me pega lo normal

Ayer por la tarde, mi amigo Jorge nos pasaba la noticia de que una Educadora Social había sido agredida en el desempeño de su trabajo en un centro de menores.

Este suceso coincide con la temática que traté en el último post que escribí en EducaBlog, el blog de la Educación Social, titulado ‘Mi educando me pega lo normal’. Un asunto sobre el que, bajo mi punto de vista, merece la pena seguir reflexionando y, por ello, por si alguien no lo leyó allí, lo traigo hoy aquí.

Buenas tardes.

Narraciones de la profesión, Edusohistorias y Autobombo

Un embarazo no deseado. Un adolescente con sus ralladas típicas de adolescente y unos pequeños escarceos delictivos. Una madre sin autoridad frente a su hijo de quince años. Sí, una tarde entretenida en lo laboral e inspiradora si nos diese, en un futuro, por hacer una segunda parte de las Edusohistorias.

De eso, precisamente, de narrar la Educación Social, estuve charlando el otro día, el pasado jueves, 4 de junio, junto a mi hermano Asier y a los amigos Miquel, Sera, Oscar y, por supuesto, la gran culpable de estos encuentros llamados #HablemosEduso, la gran Marimar Román. Si quieres ver la tertulia, dale al play en el vídeo de ahí arriba.

Escribir sobre Educación Social, decía. ¿Y qué pasa cuando esa acción, la de escribir, trasciende las páginas y los personajes surgidos de la pluma se nos presentan delante de nuestras narices?, ¿eh? Algo así nos ha ocurrido con las Edusohistorias y sobre ello escribí hace poco en Educablog y como me gustó mucho como quedó lo que me salió, lo comparto aquí también: Se hacen carne. Yo siento un escalofrío.

[Autobombo] Sí, claro que es autobombo. Suelo usar este espacio para ello. De hecho, he de decir que hoy se ha anunciado oficialmente lo que yo ya publiqué aquí ayer, que David Movilla es el nuevo entrenador del Barakaldo [Fin del autobombo]

Volviendo a las Edusohistorias… Seguimos en ruta. El próximo viernes 19 de junio se presentará la obra en la ciudad de Vigo. Asier visita su tierra donde será recibido por el maestro Alfonso Tembrás. Una pena que el resto del equipo no podamos acompañarles.

Invisible

edusohistorias‘Invisible’ es el relato que he escrito para el libro “#EdusoHistorias: un viaje por la Educación Social”. Espero que la lectura de esta historia protagonizada por Ella sea de vuestro agrado y sirva para explicar o tratar de explicar qué tipo de textos son los que podéis encontrar en dicha obra, de la que podéis haceros con un ejemplar a través de este enlace a la plataforma Bubok. Os dejo con Ella.

– Yo sólo quiero ir al instituto. Yo sólo quiero estudiar.

Podría habérmelo tomado a broma pero su tono no denotaba chanza. Resultaba curioso encontrarse con una adolescente que manifestase su deseo de querer asistir a clase, de querer estudiar, más que nada porque, precisamente, uno no estaba acostumbrado a toparse con chavales así en el trabajo.

– Yo veo a las otras niñas yendo a clase y estando en el parque y quiero ser como ellas.
– ¿Y por qué no eres como ellas? – le pregunto.
– Porque no salgo de casa.
– ¿Y por qué no sales de casa?
– Porque no me dejan.

Ella tiene 15 años. No tiene móvil. Llama desde una cabina y lo hace en el momento en el que sabe que sus familiares no la ven. No la ven. Ni sus familiares ni nadie. Es invisible. No la conoce nadie. Yo tampoco veo su cara. Su voz suena a resignación y a pena pero es como si ese rostro que yo no veo se iluminase al expresar sus deseos de estudiar.

Sigue leyendo