15 de abril. Mi Banda Sonora.

Como en otras ocasiones, hoy me levanté tarareando una canción sin que pueda advertir ninguna explicación de que fuese esa y no otra. En este caso, “El momento más feliz” de La Casa Azul. Lo curioso es que de forma totalmente inconsciente, media hora después o así, me encontré tarareando otra, “What if” de Lightning Seeds. Al hacerlo, me entraron ganas de ponerme el disco al que pertenece, “Dizzy heights”, y procedí a ello. Cual fue mi sorpresa al comprobar que el reproductor de CD no lo leía. Se debe, entiendo, a que el CD en cuestión era grabado. Sí, este disco lo pirateé cuando esta labor tenía un proceso casi artesanal, a saber: consigue el CD original, contacta con alguien que tenga grabadora, pásale el disco, compra CD virgen, fotocopia carátula en color y el libreto, si merece la pena, en blanco y negro y, tras todo este proceso, tendrás un CD tostao que coleccionarás como si fuese original. Pues bien. Así es el “Dizzy Heights”.

Ante este, digamos, problema, me he puesto otro CD de los británicos, concretamente el “Jollification”, el cual recuerdo que me costó una pasta (cerca de las 4.000 pesetas) ya que me lo trajeron los de Power Records de importación. Otro muy buen disco de pop amable con un buen número de hits (“Lucky you”, “Marvellous” o “Perfect”). Ciertamente, tuve una época en la que padecí fiebre con esta banda. Capitaneados por Ian Broudie, me resultaban uno de los grupos del saco brit-pop de los 90 más cercanos al pop británico new romantic de los 80 (sí, el que escuchaban mis hermanos). Además de esos dos trabajos, sacaron luego otro, “Tilt”, de tintes más electrónicos del que me suelo enorgullecer de dárselo a conocer a uno de mis referentes o gurús musicales, Javi, y, lo que es mejor, que le gustase bastante.

Por la tarde, he comprado el “Dizzy Heights”. Ahora sí lo tendré en original. Junto a este ha caído el de Noel Gallagher que ha vuelto a quedarse a un precio majo. Y la sesión vespertina de escucha la han protagonizado, a través de Spotify, los recopilatorios de VampiSoul “Sensacional Soul”.

Esta ha sido la banda sonora de hoy, 15 de abril de 2015. Buenas noches.

14 de enero. Mi banda sonora.

Recibo un correo de la buena gente de unodos!! informando sobre un bolo que darán las bandas The Ships (de los que todo el mundo hablan maravillas pero a mí, psché) y de Peralta, un combo de Gijón que también le da a eso del rock americano alternativo, su rollito costa oeste, power pop y toda la pesca. Y escucho su disco homónimo, ‘Peralta’, y como con sus compañeros de cita, psché.

Veo en el muro de Eduardo, todo un señor al que da gusto leerle cuando escribe sobre música y sobre fútbol y casi que sobre cualquier otra cosa, una foto de un single de unos tales The Circles. No los conozco. Los busco en Spotify y me pongo un disco que se titula ‘Private World’. Molan. Mod revival enérgico que me pone las pilas. Tal es así que, a continuación, me pongo otra cosa en esa onda. En este caso el ‘A taste of pink’ de The Prisoners. Al final me acabo cansando.

Ayer recibí una camiseta de Lee Morgan que encontré de casualidad en eBay y me moló. También es verdad que ya tenía una del mítico trompetisita, mucho más cool y elegante, ya que es una manufactura del artista Javier Cámara quien está pintando unas camisetas con motivos modernistas de caerse para atrás. El caso es que esto me lleva a ir descubriendo más trabajos de la discografía del señor Morgan y me pongo una delicia titulado ‘Indeed!’. Uno se siente como mejor cuando escucha algo así.

Luego me he enterado gracias a Joseba que The Decemberists tienen una nueva canción de adelanto a lo que será su nuevo álbum, la cual lleva por título ‘A beginning song’. Como siempre, suena maravilloso.

Ya en casa, he querido que Nicolás bailase al ritmo de los Paniks pero a Ana le ha parecido excesivamente ratonera (sic) su música y no hemos acabado de escuchar su ‘Kontroversy’. Total que aprovechando que los CD’s que pusimos en el cumple del niño rondaban por ahí, hemos cambiado radicalísimamente de tercio y hemos acabado bailando al ritmo del ‘Efervescente sonido de La Casa Azul’.

Esta ha sido mi banda sonora del 14 de enero de 2015.

3 de enero. Mi banda sonora.

lca El cumple de Nicolás es el 4 pero ese día lo celebramos con la familia. Con los amigos, con la cuadrilla, un día antes. Y la fiesta con los amigos pide música. No sé cuál es la más adecuada para celebrar el primer aniversario de un niño. El caso es que de entre mi discoteca particular elijo La Casa Azul.

Y así fue la banda sonora de mi 3 de enero de 2015.