Yo fui portero del Barakaldo CF

Un encabezamiento apelativo. Eso pretende el título de este post. Llamar vuestra atención. Sin mentir, eso sí. Yo fui portero del Barakaldo CF. En serio. Lo fui. Ese es uno de los grandes (sino el gran) titular a extraer del artículo que el pasado 19 de agosto se publicó en el fantástico blog del amigo Holden Caulfield, Crónica Deportiva Sentimental. Un texto que escribí para dicho espacio invitado por su autor que ha tenido la idea o iniciativa de conmemorar el centenario del club hacia cuyos colores profesamos afición común mediante escritos de corte sentimental o nostálgico. El propio Holden, en ese sentido, se ha salido de la tabla con una pieza particularmente emotiva titulada Cien historias mínimas que os recomiendo leer encarecidamente aunque no te guste el Barakaldo e incluso aunque el fútbol no sea de tu agrado.

Portero del Barakaldo, decía. Así es. Ese es el destacado de Mi puerta, el verdadero título del artículo. Con Mi puerta, en realidad, yo he querido rendir homenaje a todos los amigos que se rieron (con razón) de otra pieza que escribí, no sé, entre el año 1997 y 1999, titulada del mismo modo. Mis primeros pinitos frente a un teclado, hablando del Barakaldo, ay. Un incunable que, a veces, aunque no lo creáis, algunas amistades me han pedido que rescate. Desgraciadamente, no tengo de dónde. No sé dónde ni cómo acabó. Una lástima. Por eso, aprovechando la oportunidad que me brindaba el bueno de Caulfield, me decanté por hacer una versión 2017 de Mi puerta.

En fin, no me enrollo más. El anzuelo está lanzado. Recordad: yo fui portero del Barakaldo CF. En serio. Lo fui. Esto os ha de obligar a ir a Crónica Deportiva Sentimental y leerlo. Hacedlo pinchando aquí. Y ya daos un garbeo por el blog de Holden y, si os mola, recordad que también escribe (impresionantemente bien) de música en el ya mítico Fiasco Fiasco.

Ale pues.

* En la imagen, la portería del fondo de La Kábila, en el antiguo Lasesarre. Mi puerta.

Anuncios

#EdusoDay2017 – La Educación Social en la escuela

La Educación Social en la escuela. Pues dónde iba a ser si no, ¿no? Puede que haya mucha gente que desconoce nuestro curro que lo vea así. Pero la realidad nos dice que el ámbito o marco escolar no es, precisamente, uno en el que más integrada esté la labor de los educadores sociales. No, al menos, desde un punto de vista oficial, oficioso o de forma directa… o sea, no formamos parte de los organigramas de los institutos, no somos una figura que se pueda encontrar en el claustro o en los equipos pedagógicos de los centros, etcétera… sí intervenimos, en cambio, en la periferia de las aulas, trabajando con mucha chavalería un montón de aspectos, desde un montón de programas, etc… pero eso, desde fuera, sin pertenecer, por decirlo así, a la comunidad educativa.

Y, ¿saben qué? Personalmente considero que somos una profesión, las y los educadores sociales, que, en realidad, podríamos aportar un montón de cosas a dicha comunidad. Cosas que, me disculpan, no paso a enumerar a continuación. Primero, porque no ando con mucho tiempo y este es un post meramente informativo (en un momento la información en cuestión) o pretendía serlo antes de empezar a enrollarme; y segundo, porque en este artículo (Educadores sociales en la escuela para el desarrollo integral de la persona) del profesor de la Pere Tarrés, Jesús Vilar, se explican a las mil maravillas los servicios que podemos dispensar en un colegio o en un instituto.

Pero, como les decía, en realidad, venía a hablar de mi libro. Mi libro es un sarao que hemos organizado mis hermanos de EducaBlog, las compañeras y compañeros del CEESPV, con la inestimable colaboración del Ayuntamiento del pueblo, para el lunes de la próxima semana, 2 de octubre, fecha en la que se celebra el Día Mundial de la Educación Social, traducido al lenguaje tuitero como #EdusoDay2017. El acto en cuestión es una jornada que trata… pues eso: de la Educación Social en la Escuela.

Si queréis más información al respecto, os invito a visitar el post en educablog.es; si queréis consultar el programa, aquí abajo os dejo una imagen del mismo; si queréis asistir a esta jornada, podéis inscribiros en este enlace; si finalmente vais, también he de advertiros que, más o menos, la segunda parte del evento estará dinamizada por el que abajo firma. Y sí, sé que con esta advertencia puedo hacer reducir el número de asistentes.

Buenas noches.

Vincular para desaparecer

El pasado viernes, tras aproximadamente medio año sin escribir nada en EducaBlog, volví a ello con un post titulado “Vincular para desaparecer“.

Lecturas varias y mucha escucha. Esas han sido las principales fuentes de inspiración para pergeñar este texto que, desde luego, creo que me sirve para reflexionar, dudar y seguir preguntándome cosas al respecto de mi labor profesional y, como ocurre muchas veces en estos casos, para dudar y seguir preguntándome sobre muchos aspectos que también se replican en mi día a día personal.

Precisamente, por esta última cuestión, animo a todo el mundo a leerlo, se dedique a esto de la intervención social o no.

Charla con un histórico para el blog del Histórico Barakaldo

Manolo, en segundo término, en un partido contra el Atlético Madrileño, en el Calderón. Foto cedida por el propio Manolo.

Ayer se publicó, en el blog de Histórico Barakaldo CF 1917-2017, mi segunda colaboración con este medio dedicado a la memorabilia en clave gualdinegra. En esta ocasión, he participado mediante una entrevista al que fuera jugador, entrenador y directivo del club vizcaíno Manuel López Martínez “Manolo”. Antes de esta pieza, ya participé en la mencionada bitácora con un artículo dedicado al jugador barakaldés y del Barakaldo en los años 30 y fallecido en la guerra civil española, Ricardo Miranda Alonso “Cachi”.

La entrevista con Manolo se fraguó gracias a la inestimable colaboración de uno de mis habituales “compañeros de parque”, Jorge, que fue alumno del que fuese lateral derecho de aquel gran Baraka de los 70 cuando éste ejerció de profesor de Educación Física en el Colegio El Regato y con el que ha seguido manteniendo relación ya que mi enlace se dedica a lo mismo. Así, al referirle a Jorge la existencia de este gran blog dedicado a la historia del Barakaldo, me facilitó el teléfono de Manolo asegurándome que él se mostraría encantado de compartir sus recuerdos de cuando vestía la camiseta del club de su pueblo.

Y, efectivamente, así fue. Manolo accedió amabilísimo a responder a mis preguntas y a rememorar aquellos emocionantes tiempos. Recuerdos que, personalmente, me producían, según le escuchaba, una sana envidia al pensar cómo fueron aquellos años en los que una mala entrada en Lasesarre era de 8.000 personas o al imaginar aquellos partidos en los que el Barakaldo estuvo a punto de rozar la gloria de la primera división.

En fin, espero haber captado y haber transmitido adecuadamente mucho de lo que Manolo me contó durante la hora y pico que mantuvimos de animada charla. Desde aquí, mi agradecimiento a este gualdinegro de pro y, por supuesto y de nuevo, a Jorge. Sin más, os dejo el enlace a la entrevista en cuestión, no sin antes recomendaros, si sois aficionados al Barakaldo o a la historia del fútbol en general, que le dediquéis un rato al resto de contenidos que hay en Histórico Barakaldo CF 1917-2017 porque, de verdad, merece la pena. La entrevista: Manolo: “Antiguamente, nadie se planteaba otro plan para el domingo que no fuera el bajar a Lasesarre”.

Ricardo Miranda Alonso “Cachi”. Mi primera colaboración en Histórico Barakaldo CF.

Ricardo Miranda Alonso es el nombre y dos apellidos de un jugador del Barakaldo CF de la década de los 30 del siglo pasado. Un futbolista que, a su vez, también era afiliado a la agrupación barakaldesa de ANV y que, cuando estalló la guerra civil, acudió al frente para defender la República. No regresó. Falleció en Legutiano en diciembre de 1936.

Cachi, apodo por el que era conocido, ha sido el protagonista de mi primera colaboración en el fantástico blog dedicado a la historia del club de mis amores Histórico Barakaldo. Estaba invitado a participar en el mismo desde hace tiempo pero precisamente tiempo es lo que me ha faltado para recoger el guante. Hasta hoy. Colaboración breve y sencilla que hacemos coincidir con el aniversario del bombardeo de Gernika que se conmemora mañana.

Con todo, espero poder volver a escribir en dicho espacio en el futuro. El enlace para acceder al artículo de Histórico Barakaldo, éste.

PD: la imagen del artículo en Histórico Barakaldo y de esta misma entrada es una fotografía que he realizado a la página 172 del libro “La Guerra Civil en Barakaldo. Once meses de resistencia” escrito por el historiador y profesor barakaldés Koldo López Grandoso. Puedes obtener más información en torno a esta obra y sobre cómo adquirirla aquí.