Narraciones de la profesión, Edusohistorias y Autobombo

Un embarazo no deseado. Un adolescente con sus ralladas típicas de adolescente y unos pequeños escarceos delictivos. Una madre sin autoridad frente a su hijo de quince años. Sí, una tarde entretenida en lo laboral e inspiradora si nos diese, en un futuro, por hacer una segunda parte de las Edusohistorias.

De eso, precisamente, de narrar la Educación Social, estuve charlando el otro día, el pasado jueves, 4 de junio, junto a mi hermano Asier y a los amigos Miquel, Sera, Oscar y, por supuesto, la gran culpable de estos encuentros llamados #HablemosEduso, la gran Marimar Román. Si quieres ver la tertulia, dale al play en el vídeo de ahí arriba.

Escribir sobre Educación Social, decía. ¿Y qué pasa cuando esa acción, la de escribir, trasciende las páginas y los personajes surgidos de la pluma se nos presentan delante de nuestras narices?, ¿eh? Algo así nos ha ocurrido con las Edusohistorias y sobre ello escribí hace poco en Educablog y como me gustó mucho como quedó lo que me salió, lo comparto aquí también: Se hacen carne. Yo siento un escalofrío.

[Autobombo] Sí, claro que es autobombo. Suelo usar este espacio para ello. De hecho, he de decir que hoy se ha anunciado oficialmente lo que yo ya publiqué aquí ayer, que David Movilla es el nuevo entrenador del Barakaldo [Fin del autobombo]

Volviendo a las Edusohistorias… Seguimos en ruta. El próximo viernes 19 de junio se presentará la obra en la ciudad de Vigo. Asier visita su tierra donde será recibido por el maestro Alfonso Tembrás. Una pena que el resto del equipo no podamos acompañarles.

26 de mayo. Mi Banda Sonora.

Desde el fin de semana, más allá de la pinchada, el protagonismo musical, la fiebre, lo ha acaparado el segundo volumen del recopilatorio ¡Chicas! editado por Vampisoul. Así como la cara A me dejó un poco frío, la B, en cambio, me ha dejado mucho mejor sabor de boca sobre todo gracias a los temas de La Nueva Generación (“Más me enamoro de ti”), “Me están mirando” de Rocío Durcal y, fundamentalmente, ese tremenda canción que es “Ponte bajo el sol” de Elia y Elizabeth.

Esa es ya, para mí, la canción del disco. Tal es así que, desde ayer, lunes, me he escuchado unas cuantas veces “La onda de Elia y Elizabeth” para comprobar si la calidad del resto de temas de las hermanas colombianas estaba a la altura del citado. Y sí. Y, claro, al final, le he acabado haciendo una compra más a la gente de Munster. Y, ya puestos, me sorprende, dados mis confesables prejuicios musicales, andar escuchando la obra de unas chicas de Bogotá por muy años 60-70 que sea (bueno, ese detalle, el temporal, habría generado unos prejuicios más positivos, lo admito)

Con todo, más allá de Elia y Elizabeth, hoy, no sé por qué, me he escuchado el “Preparados, listos, ya” de Los Flechazos. Después, me he puesto el “Second to none” de Arizona Baby. La motivación para poner el primer disco de los pucelanos ha sido pensar en que nos los vamos a perder este fin de semana en Oviedo. Y es que el viernes estaremos en la ciudad asturiana presentando las #Edusohistorias y, amén del compromiso con la gente del Colegio Profesional de Educadores de la citada comunidad y del acto en sí mismo, nos hemos preocupado en ver qué oferta lúdico-musical había en la capital del principado y, como digo, los Arizona Baby actuaban el sábado pero, me temo, que ese será nuestro día de regreso. Por tanto, nos conformamos con ponernos el CD y con, quizá, acudir a ver a Lost Acapulco, combo mejicano que le zumba al surf y al garage y que, probablemente, sea una opción la mar de divertida. Ya les contaré.

Y esta, amigos, ha sido mi banda sonora de hoy, martes, 26 de mayo de 2015.

El “efecto El Correo” y el Premio Tonetti

RAUL SOLIDARIO 1

El pasado domingo, 26 de abril, nos entrevistaron a Jorge y a mí, como representantes de Educablog, en el diario El Correo al respecto de las #Edusohistorias. He de admitir que no sabía qué esperar a tenor de cómo discurrió la misma y de experiencias de otras compañeras y compañeros entrevistados en este medio en concreto. Afortunadamente, quedó una pieza muy bonita, titulada ‘Historias de la trastienda de la vida’, firmada por María José Tomé. Si te apetece leerla, puedes hacerlo pinchando aquí y también aquí.

A raíz de la publicación de este reportaje, nos han surgido entrevistas o nos han llamado de diferentes medios de radio y televisión, entrevistas que os iremos anunciando en los próximos días desde las redes sociales de EducaBlog. Es curioso, en todo caso, el efecto multiplicador que tiene aparecer en el diario del grupo Vocento. Es lógico, en cierta forma, ya que es el periódico más vendido en Bizkaia, pero no deja de sorprenderme su capacidad de no sé si llamarlo influencia o, simplemente, la facultad de que lo que toca en sus páginas también se convierte en noticia para otros medios de comunicación. Un fenómeno que, a decir verdad, no sé si habla muy bien de esos otros medios.

Sea como fuere, para aventurarme a hacer este análisis de lo que yo mismo bautizo como el “efecto El Correo”, me baso en la situación descrita anteriormente, en que esto mismo lo he observado en otros casos, con otras personas, con otras noticias, en que así me lo han admitido profesionales del propio diario y, más aún, de otros medios replicantes y, por último, también basado en mi propia experiencia.

En este sentido he de confesar que, en 2002, también fui entrevistado en el diario El Correo (puedes leer dicha entrevista en este link). En aquella ocasión, el objeto de mi aparición en sus páginas respondió a mi experiencia como voluntario en diferentes entidades y querían profundizar un poco en ello para su sección dedicada al ámbito solidario. El caso es que, en aquella ocasión, no es que me llamaran de ningún otro medio o que concediese más entrevistas, no. Fue aún peor (tómenlo con ironía): me concedieron el Premio Tonetti de Euskadi a la Labor Humanitaria de 2004, galardón que, por ejemplo, han recibido personajes ilustres como – y no es coña – Nelson Mandela.

Hoy es la primera vez que cuento, desde alguno de los muchos vomitorios digitales que he usado desde aquel año, lo de mi Premio Tonetti. No por vergüenza ni nada por el estilo. Pero sí que por una cierta sensación de que se me sobrevaloró con dicho premio. A ver, todo lo que dije e hice en aquella entrevista es cierto. Es decir, sí, a mis por entonces 24 años, había colaborado interesada y desinteresadamente en un montón de organizaciones. Unas veces por motivaciones estrictamente solidarias, otras con interés experiencial y otras, incluso, con el fin de meter la cabeza como voluntario para, a lo mejor, acabar siendo contratado como Educador Social.

Un reconocimiento, por tanto, que agradecí, agradezco y agradeceré, del que me siento muy orgulloso pero que, como pensaba entonces y sigo pensando ahora, se merecían mucho más que yo personas con una amplísima trayectoria en el mundo asociativo, solidario, humanitario, etcétera… Que, sin embargo, al no ser entrevistadas en un medio como El Correo, al no ser difundida su labor, al no recibir el “efecto El Correo” no han tenido un reconocimiento como éste.

PD: la fotografía que encabeza este artículo es obra de Fernando Gómez, fotógrafo de El Correo al que se le adjudicó la función de poner imagen a la entrevista de 2002 citada en este texto.

Invisible

edusohistorias‘Invisible’ es el relato que he escrito para el libro “#EdusoHistorias: un viaje por la Educación Social”. Espero que la lectura de esta historia protagonizada por Ella sea de vuestro agrado y sirva para explicar o tratar de explicar qué tipo de textos son los que podéis encontrar en dicha obra, de la que podéis haceros con un ejemplar a través de este enlace a la plataforma Bubok. Os dejo con Ella.

– Yo sólo quiero ir al instituto. Yo sólo quiero estudiar.

Podría habérmelo tomado a broma pero su tono no denotaba chanza. Resultaba curioso encontrarse con una adolescente que manifestase su deseo de querer asistir a clase, de querer estudiar, más que nada porque, precisamente, uno no estaba acostumbrado a toparse con chavales así en el trabajo.

– Yo veo a las otras niñas yendo a clase y estando en el parque y quiero ser como ellas.
– ¿Y por qué no eres como ellas? – le pregunto.
– Porque no salgo de casa.
– ¿Y por qué no sales de casa?
– Porque no me dejan.

Ella tiene 15 años. No tiene móvil. Llama desde una cabina y lo hace en el momento en el que sabe que sus familiares no la ven. No la ven. Ni sus familiares ni nadie. Es invisible. No la conoce nadie. Yo tampoco veo su cara. Su voz suena a resignación y a pena pero es como si ese rostro que yo no veo se iluminase al expresar sus deseos de estudiar.

Sigue leyendo

Vorágine #EdusoHistorias

libros

Desde el pasado jueves 26 de marzo, fecha en la que salió a la venta “#EdusoHistorias: un viaje por la Educación Social“, estamos en plena vorágine. Bueno, en realidad, desde unos días antes. Por ejemplo, desde que la obra apareció reseñada en Europa Press y, a raíz de ahí, otros medios se hiciesen eco de la noticia. También desde el miércoles 25 de marzo, fecha en la que Asier y yo acudimos a la sede de Radio Nacional de España en Bilbao para conceder una entrevista en el programa Artesfera al respecto (por cierto, preciosa entradilla que realizó Beatriz Santamaría)

Pero, como decía, el día cúlmen fue el jueves. Esa tarde nos juntamos los de EducaBlog, los autores y autoras del libro, amigos y familiares para celebrar este nacimiento editorial dedicando unas palabras y tomando unos vinos y unos pintxos en el muy guapo espacio Bilbao Berrikuntza Faktoria. Una jornada bonita y emocionante, plagada de discursos, besos y abrazos y en la que Nicolás, por momentos, se convirtió en el rey de la fiesta.

Gracias, por tanto, a Asier, Jorge, Iñigo, Ana, Mónica, Ana, Nicolás, Martín, Pedro, Loli, Vanesa, Belén, Bea, Carol, Joana, Raúl, Cosme, Nakor, Fernando, Ramón, Josune, Aitor, Eva, Luar, David, Aitor, Endika, Alberto, Dani, Lida, Roberto, Dani, Elena, Sole y a todas aquellas personas que me dejo y que se acercaron a brindar por las Edusohistorias… Y también gracias a las Arantza, Alberto, Javier, Javi, Jorge, Seo, Alberto, Gabi, Ana, Kepa, Arantxa y a las muchas personas que no pudieron estar físicamente pero que nos acompañaron en el sentimiento (mola mucho más emplear esta expresión para emociones positivas)

Pasado el mencionado acto de presentación, la vorágine ha continuado en forma de mensajes felicitándonos por la fiesta y también, afortunadamente, de mensajes de personas que quieren comprar su ejemplar de EdusoHistorias. O mensajes, aún mejores, rebotados desde la plataforma Bubok notificándonos las ventas que se van produciendo.

Y la vorágine, con todo, continúa. Mañana mismo, bien tempranito, estaremos Asier y yo en la universidad de Deusto, asistiendo a la clase que imparte nuestro amigo Asier Gallastegi para charlar con su alumnado de este proyecto editorial, de la profesión en general y de lo que surja. Asimismo, pasado mañana, miércoles 1 de abril, a donde iremos Jorge y yo será, de nuevo, a la radio, en concreto a Radio Bilbao, a la cadena SER, al Hoy por Hoy Bilbao, para charlar sobre las EdusoHistorias con nuestra amiga Azul Tejerina y con el escritor Joseba Iraola, dos buenas personas a las que hace tiempo que no veo y a las que me gustará darles un abrazo.

Que el ritmo no pare. No pare. No.